“Surgió una idea”. Una genial idea por parte de Marvel Studios al comenzar a rodar películas de este género, hasta ese entonces, no muy bien explotado, el de superhéroes. Todo empezó con Iron Man (2008), protagonizada por Robert Downey Jr., quien cobró unos 500 mil dólares por interpretar a Tony Stark, un personaje que se autodefine así: genio, multimillonario, playboy y filántropo con armaduras electromecánicas de su propia invención. El rodaje significó una inversión de 140 millones de dólares y logró recaudar 585.2 millones.

Luego, vinieron sendas películas. El increíble Hulk (2008), un científico que se transforma en un monstruo verde debido a unas pruebas que salieron mal; Capitán América: el primer vengador (2011), un exsoldado que adquiere fuerza sobrehumana gracias a un suero especial; y Thor 1 (2011), un asgardiano hijo del Rey Odin, quien tiene poderes de controlar los truenos, pero con problemas de liderazgo. Fueron protagonizadas por Edward Norton, Chris Evans, y Chris Hemsworth, respectivamente. Todas estas películas tratan de representar de forma fiel audiovisualmente las historias de los cómics.

En el 2012 ocurrió el primer batacazo, se estrenó Los Vengadores (The Avengers), la primera película que unía a un grupo de superheróes en un solo filme. De esta manera, juntaron a Iron Man, Capitán América, Thor, Hulk, Viuda Negra (Scarlett Johansson) y Hawkeye (Jeremy Renner); todos ellos en una misma historia, historia que marcó un hito en la taquilla mundial al recaudar más de 1,518.8 millones de dólares según el portal www.boxofficemojo.com. De esta manera se convirtió en la más taquillera de este rubro hasta ese momento y a su vez fue la última película de la fase uno del Universo Cinematográfico de Marvel, más conocido como el UCM.

Entonces, dentro de la fase dos del UCM, se completaron las producciones expuestas líneas arriba, además introdujeron dentro de este universo, a los Guardianes de la Galaxia (2014), película que trataba de una rara alianza entre Peter Quill (Chris Pratt) con un grupo de delincuentes extraterrestres que intentan escapar después de robar un poderoso artefacto (el orbe, es decir, la Gema del Poder), grupo que incluía a: Gamora, Drax, Groot y Rocket Raccoon, inicialmente, luego se unieron Mantis y Nébula. También se introdujo a Ant Man (Paul Rudd), un bien intencionado ladrón, Scott Lang, quien recibe la propuesta de Hank Pym (Michael Douglas) de usar un traje que le ayuda a reducir su estatura hasta niveles subatómicos, a fin de cuidar su tecnología, y al Soldado del Invierno (Winder Soldier, 2014), interpretado por Sebastián Stan, un supersoldado con grandes problemas mentales.

Pero en esta fase, destaca la película Vengadores 2: La Era de Ultrón (2015), la cual logro casi la misma taquilla que su antecesora, en la cual se adhieren más superhéroes tales como: Máquina de Guerra – War Machine (Don Cheadle), Wanda Maximoff – La Bruja Escarlata (Elizabeth Olsen), Falcón – Sam Wilson (Anthony Mackie) y por último, Visión (Paul Bettany), un androide creado por Tony Stark que obtuvo vida y autonomía gracias a la Gema de la Mente.

La fase tres del UCM empieza con Civil War (2016), película que narra el conflicto entre Iron Man y el Capitán América sobre firmar o no los acuerdos de Sokovia que buscaban que la ONU supervise y controle al equipo, situación a la que el Capitán América no estaba de acuerdo y Iron Man sí. En esta película se introdujo a la Pantera Negra – T’Challa (Black Panther), el hijo del rey de Wakanda, una escondida nación africana que cuentan con una tecnología superior a la humana, gracias al Vibranium que se explota en su territorio. Interpretado por Chadwick Boseman, luego, este personaje tendría su propia película el 2018.

Además, esta producción significó el regreso a las filas de Marvel Studios, de quizá el personaje más querido por todos, El Hombre Araña – Peter Parker (Spiderman), un adolescente que adquiere poderes arácnidos luego de ser picado por una de ellas. Interpretado por Tom Holland, también este personaje tendría su propia película el 2017. Civil War, marca el fin de la trilogía de El Capitán América.

Dentro de esta fase, están también, las segundas partes de Thor y Iron Man: Iron Man 2 (2010) y Thor 2: el mundo oscuro (2013), donde en ésta última destaca la aparición de la Gema de la Realidad.

También dentro de esta fase, se introduce a Dr. Strange (2016), personificado por Benedict Cumberbatch, un exdoctor que sufre un accidente en sus manos, por lo que busca en Kamar-Taj la cura para su problema. En este lugar es sorprendido por su conocimiento del misticismo y posteriormente, instruido acerca del poder de las artes místicas y el control del tiempo, para al concluir hacerse de la Gema del Tiempo.

Siguiendo con la Fase Tres, llega la conclusión de la trilogía de Thor, con Thor: Ragnarok (2017), donde el Dios del Trueno salva a la población asgardiana de su aniquilación a costa de la destrucción de su planeta, Asgard. Después vendría Ant Man and The Wasp (2018), película en la que se destaca la participación de Evangeline Lilly como La Avispa y de sobre manera, la posibilidad de ingresar al Reino Cuántico y los viajes en el tiempo, situación que se desarrollará con totalidad más adelante.

Continuando con esta fase, llega quizá la película más triste del MCU, a cargo de los hermanos Joe Russo y Anthony Russo, Los Vengadores 3: La Guerra del Infinito (Avengers: Infinity War, 2018), en la cual predomina en demasía dentro del argumento, el desarrollo del villano llamado Thanos, un exhabitante del planeta Titán con ideas jaladas de los cabellos. Dentro de ellas, su creencia de que el universo está sobrepoblado lo cual requiere una intervención urgente por parte de él y para ello necesita el Guantelete del Infinito y recolectar las 6 gemas (poder, mente, tiempo, espacio, realidad y el alma), idea que llega al concretar tras ir por el universo recolectándolas.

Los Vengadores combatieron sus intenciones en diversos escenarios como, el planeta Titán y Wakanda. En el primero, lucharon Iron Man, Spider Man, Dr. Strange y los Guardines, mientras que en Wakanda, hicieron lo propio, el resto de vengadores. La película termina de la forma más dramática posible; pero, sobre todo, desconcertante. El chasquido de Thanos va acabando lentamente con la mitad de las civilizaciones de todo el universo. De forma desesperante e impotente fuimos viendo en las salas de cine, como la mitad de nuestros personajes favoritos se iban convirtiendo en cenizas.

Por otro lado, en esta fase, de la misma manera que los demás personajes, se presentó a la Capitana Marvel (Captain Marvel, 2019), Carol Danvers, una piloto de la Fuerza Aérea de los EE.UU., que se convierte en la Capitana Marvel, debido a una explosión generada por el Teseracto (Gema del Espacio), situación que le da súper poderes y fuerzas cósmicas. Este papel es interpretado por Brie Larson, ganadora del Óscar a Mejor Actriz el 2015 por su actuación en La Habitación.

En consecuencia, un 25 de abril del 2019, llega a todas las salas de cine, Los Vengadores 4: Fin del Juego(Avengers: EndGame), película que narra las diversas estrategias que desarrollan nuestros superhéroes a fin de revertir los efectos del chasquido y regresar a la vida a sus amigos y al resto de la población mundial. El filme tuvo en vilo a la mayoría de nosotros, sus seguidores, pensando la forma de cómo solucionar este problema, las redes sociales día tras día publicaban supuestos datos y algunos youtubers se animaban a lanzar teorías. Además, conforme se acercaba la fecha de estreno, ya se iban filtrando spoilers que mostraban fragmentos de la película, por lo cual ciertas personas decidieron cerrar sus redes sociales a fin de no ver este tipo de contenidos filtrados en el internet.

La expectativa crecía, la tensión aumentaba, es más la preventa vía internet provocó el colapso de las páginas de las cadenas de cine a nivel nacional. Los seguidores formaron largas colas el día siguiente a fin de conseguir sus entradas correspondientes, otros optaron por comprar las que se podían, inclusive, se abrieron funciones especiales en la mañana siguiente.

La película fue sobresaliente de principio a fin. Se observó como los superhéroes se organizaban y planificaban la estrategia para deshacer los efectos del chasquido. El plan implicaba ingresar al Reino Cuántico y realizar viajes en el tiempo, que anteriormente había destacado. Dentro de esos viajes los fans tuvieron un “fan service” idóneo, referencias por doquier hacia películas anteriores, historias entrelazadas e, inclusive algunas sorpresas, como: la teletransportación de Loki, la lucha entre los dos Capitan América, el recuerdo de la batalla de Nueva York, la reconciliación de Tony Stark con Steve Rogers, los viajes en el tiempo, el Capitán empleando el Mjolnir; pero, la parte lamentable la protagonizo Natasha Romanoff, sacrificándose para conseguir la gema del alma.

Luego, al conseguir las gemas, pudieron traer a todos a la vida. Finalmente, conforme al encuentro de la trinidad con Thanos y su posterior lucha, iba llegando el clímax de la historia, cuando el titán loco, iba derrotando a nuestros héroes y al finalizar, desplegar a todas sus tropas para arrasar con ellos y la población mundial.

Así como se alcanzaba el clímax de la película, los latidos de los corazones de los espectadores también, hasta que el contacto de Sam Wilson con el Capitán marcaba el regreso triunfal de todos los héroes caídos en la película anterior, junto con las tropas de Wakanda y los discípulos de Dr. Strange, situación que generó gritos y aplausos en todas las salas, pero la frase “Vengadores Unidos” pronunciada por el Capitán, fue el punto más alto de la narrativa. En un mismo escenario ver a todos los héroes listos a luchar, hecho que provocó un estallido en las salas de cine como si la selección peruana hubiera metido un gol y a su vez, evocó pasajes de la trilogía de El Señor de los Anillos.

Por último, tras la intensa batalla, Thanos intenta hacer el chasquido, pero Tony Stark evita que lo haga y en ese forcejeo pudo coger las gemas y acabó con Thanos y sus secuaces, el cual afectó de forma considerable su vida y falleció posteriormente, lo que generó lágrimas y lamentos entre los espectadores.

Sin duda alguna, una forma épica y espectacular de cerrar 10 años y 22 películas, 3000 minutos de duración total, algunos arcos argumentales terminaron; pero, sobre todo, una conclusión a la altura de lo que significaba el MCU para todos y lo que los fans esperaban por parte de Marvel Studios: una película que marque un antes y un después en el género de superhéroes y sus líneas narrativas, que se espera llegue a ser la película más taquillera en la historia en las próximas semanas.

Gracias Marvel Studios.

“Parte del camino es el final”.

Texto: Ángel Caballero Santillán